fbpx
 

 

Campus 25 nació en el año 1996 como un sueño de dos jóvenes universitarios, Josep Cardeñosa Marín y Gloria Llevet Planas. Durante todo este curso tendremos la fortuna de celebrar el 25 aniversario de la fundación de la escuela. Se trata de un hecho que nos emociona y que queremos celebrar con todos vosotros.

La historia de los estudiantes de Campus 25

Antes que nada, lo queremos celebrar con los miles de estudiantes que han pasado por las aulas con la intención de acceder a la Universidad (Prueba de acceso para los mayores de 25 y 45 años, Prueba  de la Selectividad PAU y la Prueba de las PAP), así como con los estudiantes de la Prueba de acceso a los Ciclos Formativos de Grado Superior y con todos los estudiantes que desde el año 2011 han obtenido el título oficial de la ESO.

También con todos los estudiantes de la sección de inglés, quienes desde bien pequeños hasta que han sido adolescentes y adultos han conseguido mejorar su inglés y obtener los títulos oficiales de Cambridge University. También, por supuesto, a nuestros queridos estudiantes de la sección del refuerzo escolar.

El alumno como protagonista de la formación

Campus 25 es una escuela multidisciplinar, que pone en valor el conocimiento y la fusión de todas las ramas del saber. También es un centro que ha sabido incorporar la tecnología a las aules, conscientes como somos del hecho de que la virtualización de los contenidos, de la mano siempre del verdadero conocimiento, se convierte en una herramienta poderosa, dinámica y de un notable potencial innovador. Sin olvidarnos, claro está, de que el protagonista de cualquier proceso formador es la persona, o sea, el alumno.

Siempre hemos procurado cuidar del estudiante, recibirlo con alegria, con afecto. Y casi podríamos decir que con devoción. Nos ha interesado formarlo, que aprendiera a estudiar de un modo aplicado y eficaz. Y nos ha gustado siempre tener un cuidado extraordinario de su vertiente más humana: de su bienestar personal y emocional.

 

Nos hemos acercado a todos los estudiantes, los hemos escuchado, hemos querido poner en valor sus cualidades o aptitudes personales y académicas; y les hemos facilitado todas las estrategias necesarias para superar los pequeños escollos o las dificultades manifiestas en el aprendizaje. Siempre hemos creído en los alumnos: hemos descubierto sus inquietudes, hemos procurado motivarlos, esto es, potenciar lo mejor de su corazón y de su intelecto. En esta aventura hemos hecho muchos alumnos; alumnos que a día de hoy ya nos traen a sus hijos con la esperanza de que los podamos ayudarlos. La cadena es infinita, pues; sólida y maravillosa. A todos vosotros, nuestro profundo agradecimiento.

 

Los maestros y la pasión por el conocimiento

Por otra parte, Campus 25 no sería la escuela que es sin la colaboración de todos los maestros, de ciencias y de letras; de sociales, que han transmitido su saber en cada clase, en cada curso. El equipo docente ha trabajado unido en la misma dirección: saber explicar de manera sencilla y clara aquello que en apariencia parece complejo.

Los maestros han tenido siempre muy claro que la base del conocimiento se fundamenta en la comprensión real de cualquier concepto. Después en el estudio y en la asimilación. De ahí que en Campus 25 procuremos desarrollar toda suerte de estrategias y de técnicas de estudio para consolidar con profundidad el saber. En este sentido, ha sido crucial la aportación de todos los maestros que han elaborado los libros o materiales académicos con orden, de manera progresiva, tratando siempre que la información llegue al alumno de manera atractiva, ágil y también divertida.

Por ello mismo, nadie ha dejado nunca de comprender un problema matemático; nadie ha dejado nunca de poder leer un texto complicado, o de comprender de manera honda un proceso biológico o histórico. Tampoco nadie ha dejado de querer a todas las lenguas.

A todos los maestros que han pasado por la historia de Campus 25, todo nuestro afecto, nuestro recuerdo y nuestro agradecimiento.

Las tecnologías y la educación: una apuesta por el futuro

La proyección de esta pasión por el conocimiento y por el alumno se ha potenciado con el acceso a las TIC; esto es, a las nuevas tecnologías. Hemos editado una excelente y completa plataforma académica: la plataforma Classlife para poder trabajar debidamente en línea. También hemos adquirido toda suerte de dispositivos tecnológicos u aplicaciones que nos permiten ofrecer cursos más personalizados y con una enorme flexibilidad horaria.

Las clases se pueden hacer en directo, presenciales, o bien en “streaming”. Después se graban para que el alumno las pueda escuchar en casa, si no  viene al centro, o si definitivamente decide seguir toda su formación continua en línea.

Los maestros se han acercado a vuestras casas, con profesionalidad, rigor y un mayor grado de implicación docente: un hecho del cual siempre han hecho gala. La tecnologia ha revolucionado las aulas en un sentido positivo: como un utensilio para agilizar el trabajo, desde la distancia y también desde la inmediatez o la práctica. Pero nunca nos hemos olvidado de que el conocimento pasa por la cabeza y por las emociones.

 

La atención al alumno y la llegada a Campus 25

Sobra decir que el equipo administrativo de Campus 25 así como la atención al alumnado desde la secretaría han sido también determinantes.

Tenemos muy claro que todos los estudiantes se sienten como en casa cuando se les atiende y cuando se les recibe la primera vez que entran por la puerta de la escuela. La tarea de informar, de orientar y de acojerlos con afecto y desde el compromiso, también desde la eficacia han sido aspectos fundamentales en todo este proceso. Un gran abrazo a todas las personas que lo han hecho posible.

Estos 25 años de trayectoria académica nos han permitido crecer a todos juntos. Nuestro compromiso con la formación aún se ha vuelto más solido: hemos aprendido, hemos disfrutado, y hemos querido a nuestra profesión.

Campus 25 es la escuela del humanismo, de la verdad, de la libertad, de la pasión por el conocimiento y del cariño hacia el ser humano, de la bondad y del respeto al prójimo, sea cual sea su condición.

Nos sentimos felices, esperanzados, y más ilusionados que nunca.

Por ello querríamos invitaros sencillamente a vuestra casa. Poder compartir vuestro futuro académico y profesional. Y poder hacer el camino juntos: con la fe del saber y del amor. El mejor binomio posible.

¡Viva Campus 25!

¡Felicidades y muchas gracias por todo!

Josep Cardeñosa Marín             Licenciado en Filosofía y en Ciencias de la Educación

Gloria Llevet Planas                  Licenciada en Filología